Archivo de la categoría ‘Mousses’

Bizcocho de chocolate con mousse de yogur

Delicioso bizcocho de chocolate, con mousse de yogur

Ingredientes (para 2 personas)

  • 3 huevos
  • 90 gr de azúcar
  • 20 gr de harina
  • 10 gr de polvo de almendras
  • 10 gr de chocolate de cobertura
  • 10 gr de mantequilla
  • licor de hierbas
  • grosellas

Elaboración

Para la mousse, monta la nata con el azúcar. Añade el yogur, mezcla todo bien y enfríalo en el frigorífico.

  1. Precalienta el horno a 170ºC
  2. Introduce un cuenco en una cazuela con agua del modo que el agua llegue a la mitad de la altura del mismo. Pon a fuego bajo.
  3. Casca los huevos y viértelos al bol junto con el azúcar. Bate con una varilla hasta que la mezcla coja la consistencia de una crema.
  4. Retira del fuego e incorpora la harina (pasada por el colador).
  5. Añade la almendra en polvo y mezcla el conjunto con movimientos suaves
  6. Derrite el chocolate y la mantequilla en el microondas.
  7. Unta los moldes del bizcocho con la mantequilla, mezcla el resto de la mantequilla con el chocolate e incorpóralo al bizcocho.
  8. Remueve suavemente, viértelo en los moldes y hornea a 170 ºC durante 10 minutos.
  9. Calienta el licor de hierbas, viértelo por encima del bizcocho y flambea (dale fuego con un mechero para que se evapore el alcohol).
  10. Sirve el bizcocho acompañado con una copa de mousse decorada con grosellas.

¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta Corazón de chocolate?... compártelo

Mousse de moras y Chocolate Blanco

Ingedientes

  • 100 gr. de moras.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 200 gr. de chocolate blanco.
  • 2 claras de huevo.
  • 200 g de nata montada.

Preparación

Aunque conocemos este fruto como mora, se trata en realidad de la zarzamora o mora de zarza. La también denominada frambuesa negra proviene de un arbusto de la misma familia que los rosales, si bien existe otra clase -más grande y alargada- que crece en árbol. Su temporada se prolonga desde finales de agosto hasta últimos de septiembre. Es un fruto delicioso para utilizarlo en repostería.

Saltear al fuego las moras mezcladas con el azúcar. Triturar ligeramente y dejar enfriar.

Por otro lado, derretir el chocolate blanco al baño María y retirar unos minutos hasta que esté templado.

Montar las claras a punto de nieve y agregarlas al chocolate derretido. A continuación, incorporar la nata montada.

Por último, añadir las moras mezclando ligeramente, de manera que no quede una textura homogénea.

¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta Corazón de chocolate?... compártelo

Mousse Chocolate Mamita

Ingredientes:

Chocolate de taza: 6 barritas
Manteca: 75 gr.
Huevos: 6
Azúcar: 3 cucharaditas

Cortar el chocolate en trocitos. Fundirlo con la manteca a fuego lento, revolviendo con cuchara de madera.

Batir las yemas y mezclar con el chocolate.

Batir aparte las claras a nieve, añadirles el azúcar en forma de lluvia, y seguir batiendo unos minutos más. Mezclar la preparación de chocolate con el merengue, suavemente. Colocar en copas (o bols), espolvorear con nueces o almendras fileteadas. Servir.

No hay demasiados secretos en este postre tentador y delicioso, pero sí hay que tener en cuenta lo siguiente: cuando se mezcla la preparación con las claras batidas a nieve, hacerlo de forma “envolvente” y suave… con mucho cariño. Nada de mezclar con rapidez, porque justamente el efecto envolvente y suave, hará que sea espumoso.

Si no sabes cuál es el punto justo de las claras batidas a nieve, yo tengo este consejo que me enseñaron hace años en clases, y que nunca falla. Consiste en dar vuelta el bol donde se preparan las claras batidas a nieve. Si la preparación se desliza, es decir que sigue quedando algo líquida, todavía no está en su punto. Al dar vuelta el bol (sin miedo), no tiene que caer. Tiene que quedar perfectamente en su molde boca abajo.

Aconsejo guardar el mousse en la heladera unas horas antes de consumir, así adquiere cuerpo.

También se puede decorar con pequeños detalles que salgan de tu imaginación, y si no salen, acá paso algunos:
Ralladura o bucles de chocolate blanco (o negro), frutillas fileteadas, alguna hojita de menta para darle un toque fresco y de color, o hilitos de ralladura de cáscara, como por ejemplo de naranja.

¡Preparalo y comelo sin culpas! Vas a ver que te vas a sentir bien. Queda prohibido lamer la cuchara, y pasar el dedo al bol grande donde se hizo la mezcla. Eso, es pecado.

¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta Corazón de chocolate?... compártelo