Archivo de la categoría ‘Chocolaterapia’

Fondue de chocolate y fresas

El chocolate y las fresas son dos grandes afrodisíacos que unidos hacen una mezcla perfecta para consumir en pareja.

Un juego para los amantes

Durante la fondue se puede jugar a prenda o castigo: cuando a uno de los comensales se le cae un trozo de fruta, tiene que pagar una prenda o someterse al juicio de su pareja, para quién tendrá que realizar un «acto de penitencia».

Tiempo de preparación: 35 Minutos

Ingredientes

  • Crema de leche: 200 cc
  • Chocolate semi amargo: 300 g
  • Leche condensada: 1 lata pequeña
  • Ralladura de naranja: 1 cucharada
  • Licor de naranja: 50 cc
  • Fresas frescas

 

Preparación de la fondue de chocolate

  1. Se hecha la crema en una cazuela apta para calentar en llama.
  2. Se deja calentar evitando que llegue a la ebullición, a fuego muy suave
  3. Se trocea el chocolate y se agrega a la cazuelita. Se va removiendo suavemente hasta que quede completamente fundido
  4. A continuación se agrega la leche condensada, la ralladura de naranja y el licor
  5. Se va removiendo todo hasta que quede una crema homogénea y clara
  6. Se retira del fuego y se coloca en el recipiente para fondue y servir junto con las fresas.

 

Saber más sobre la fondue

  • La fondue es una comida típica de Suiza originaria de los macizos montañosos de Jura y norte de los Alpes, a ambos lados de la frontera franco-suiza
  • El origen de la fondue podría encontrarse en la antigua costumbre de los pastores y de los montañeros de calentar los trozos de queso viejo, por lo tanto duros, no sólo para ablandarlos, sino también para conformar un plato de comida caliente.
  • A principios de los años 1960 se extendió el concepto de fondue a la repostería; en ese momento aparecieron las fuentes de chocolate.
  • Para que el chocolate se mantenga fundido y mantenga su temperatura ideal, se coloca un pequeño hornillo sobre el recipiente llamado caquelón.
  • Para bañar en el chocolate se pueden pelar y trocear diferentes frutos secos o frutas como fresas, kiwis, bananas, manzanas, naranjas, etc.
  • También se puede bañar bizcochos, galletas y todo tipo de pastas dulces como cruasanes, bollos, merengues y todo aquello que quieras cortado en cubitos (de la medida de un bocado).

¿Te gusta este sitio?

Reconocer un buen chocolate con los cinco sentidos

 

 

Es seguro que a todos nosotros nos gusta saborear un buen trozo de chocolate. Pero más allá del buen sabor que la mayoría de todos los chocolates presentan, la pregunta es:

¿sabemos realmente cuando estamos frente a un buen chocolate?

En este artículo pretendo ayudaros a reconocer un buen chocolate.

Antes de todo debemos atender a sus componentes que deben ser: Pasta de cacao, azucar y manteca de cacao. Se permite la vainilla como aromatizante y lecitina como emulsionante, que no deben superar una cantidad de tres por mil.

En cuanto a la cantidad de pasta de cacao, esta no debe ser inferior al 50% aunque en un buen chocolate negro no debe bajar del 70%.

Chocolate con los cinco sentidos

A la vista

Su color debe ser marrón oscuro intenso, uniforme y brillante

Al tacto

Su textura debe ser sólida y firme y no debe ofrecer gran resistencia al partirlo

Al oido

Al partir el chocolate el sonido debe ser seco

Al olfato

Debe presentar un persistente aroma a cacao

Al gusto

El primer sabor será amargo con una mezcla de dulce y ácido a la vez. Después podemos percibir otros sabores dependiendo de la variedad del chocolate

Cómo saborear un buen chocolate

Por supuesto, la mejor forma de saborear un buen chocolate es en compañía, ya que la sensación de felicidad que produce necesita ser compartida.

Corta un trocito pequeño de chocolate e introdúcelo sobre tu lengua, dejándolo que se derrita lentamente y notarás que se funde suave y homogéneamente en tu boca.

Notarás que estas saboreando un buen chocolate cuando su sabor inunda tu paladar y deja en él una sensación aterciopelada y suave.

A partir de ahora espero que disfruteis mejor de este estupendo manjar.


¿Te gusta este sitio?