Entradas con la Etiqueta ‘receta’

Pomelos

Pomelos

Ingredientes:

  • 2 Pomelos prefrentemente rosas (aunque también sale bien con los otros)
  • 400 gramos de helado de avellana
  • Guindas o avellanas trituradas
  • Nata
  • Cobertura de Chocolate
  • Mantequilla
  • Leche

Elaboración:

Exprimir el zumo de los pomelos y lo guardar en el congelador durante una hora.

Sacar del congelador y batir bien el contenido. Mezclar con el helado de avellana (se podrían utilizar otros helados al gusto, yo he llegado a probar pistacho, menta, etc).

Rellenar con el helado los medios pomelos y adornar el helado con las avellanas trituradas, guindas y un poco de nata montada.

La Salsa de chocolate caliente: Derretir la Cobertura de Chocolate, la mantequilla y la leche en un cuenco al baño María.

Un consejo…

Lo aconsejable es servir inmediatamente el helado acompañado de salsa de chocolate caliente.

¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta Corazón de chocolate?... compártelo

Etiquetas: , ,

Tarta Sacher

Tarta Sacher

La Tarta Sacher es típica de Austria (Viena) Frac hijo de un administrador de la corte empezó a trabajar de pastelero a los 16 años. Fue allá por el año 1832 y por casualidad se la presentó a un viejo pastelero y este a su vez se la presentó al príncipe , obteniendo unas alabanzas impresionantes pasando a ser una tarta de la realeza.

La famosa Tarta Sacher está formada por planchas gruesas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados.

La receta de la popular Tarta Sacher fue muy codiciada, fácil de entender conociendo la cantidad de ventas y las ganancias que ha generado. Cuentan que una vez, un pastelero de Viena reclamó al hotel la propiedad de la receta, y que después de 7 años de tribunales, el juez dictó sentencia a favor del Hotel Sacher.

Ingredientes para el bizcocho

  • 160 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar glass
  • 150 gr. de cobertura negra
  • 6 yemas
  • 6 claras
  • 80 gr. de azúcar
  • 160 gr. de harina
  • 10 gr. de impulsor (levadura)

Ingredientes para la cobertura

  • 150 gr. de cobertura (chocolate fondee negro)
  • 150 gr. de nata para montar
  • 75 gr. de mantequilla

Elaboración de la tarta sacher

  1. Hacer un almíbar flojo con el azúcar, agua y un chorrito de ron negro.
  2. Fundimos la cobertura al baño maría, en un bol aparte. Ablandamos la mantequilla con el azúcar glass y le añadimos las yemas y la cobertura de chocolate (no muy caliente, ha de quedar una pasta cremosa).
  3. Batimos las claras a punto de nieve con el azúcar y la añadimos a la mezcla anterior, envolviendo con cuidado de que no baje. Incorporamos el harina tamizada con el impulsor (levadura). Estas cantidades valen para dos moldes de 20 cms. Se hornea a 180º durante 30 minutos.
  4. Se deja enfriar, y a continuación se le parte por la mitad y añadimos el almíbar y la mermelada de albaricoque.
  5. Calentamos la nata, y ponemos al baño maría la cobertura con la mantequilla. A continuación lo envolvemos y con ello cubrimos totalmente la tarta, que habremos puesto sobre una rejilla, con un plato debajo para que no se derrame la cobertura sobre la mesa o superficie de trabajo.
  6. Se pone a enfriar unas horas en el frigorífico.

¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta Corazón de chocolate?... compártelo

Etiquetas: , , ,

Mousse Chocolate Mamita

Mousse Chocolate Mamita

Ingredientes:

Chocolate de taza: 6 barritas
Manteca: 75 gr.
Huevos: 6
Azúcar: 3 cucharaditas

Cortar el chocolate en trocitos. Fundirlo con la manteca a fuego lento, revolviendo con cuchara de madera.

Batir las yemas y mezclar con el chocolate.

Batir aparte las claras a nieve, añadirles el azúcar en forma de lluvia, y seguir batiendo unos minutos más. Mezclar la preparación de chocolate con el merengue, suavemente. Colocar en copas (o bols), espolvorear con nueces o almendras fileteadas. Servir.

No hay demasiados secretos en este postre tentador y delicioso, pero sí hay que tener en cuenta lo siguiente: cuando se mezcla la preparación con las claras batidas a nieve, hacerlo de forma “envolvente” y suave… con mucho cariño. Nada de mezclar con rapidez, porque justamente el efecto envolvente y suave, hará que sea espumoso.

Si no sabes cuál es el punto justo de las claras batidas a nieve, yo tengo este consejo que me enseñaron hace años en clases, y que nunca falla. Consiste en dar vuelta el bol donde se preparan las claras batidas a nieve. Si la preparación se desliza, es decir que sigue quedando algo líquida, todavía no está en su punto. Al dar vuelta el bol (sin miedo), no tiene que caer. Tiene que quedar perfectamente en su molde boca abajo.

Aconsejo guardar el mousse en la heladera unas horas antes de consumir, así adquiere cuerpo.

También se puede decorar con pequeños detalles que salgan de tu imaginación, y si no salen, acá paso algunos:
Ralladura o bucles de chocolate blanco (o negro), frutillas fileteadas, alguna hojita de menta para darle un toque fresco y de color, o hilitos de ralladura de cáscara, como por ejemplo de naranja.

¡Preparalo y comelo sin culpas! Vas a ver que te vas a sentir bien. Queda prohibido lamer la cuchara, y pasar el dedo al bol grande donde se hizo la mezcla. Eso, es pecado.

¿Te gusta este artículo?

¿Te gusta Corazón de chocolate?... compártelo

Etiquetas: , ,