Archivo de la categoría ‘Variedades’

Tipos de chocolate

Aunque existen diversas clasificaciones y subclasificaciones en las que podríamos encajar muchos tipos de chocolate, en este artículo pretendo ser práctico y generalista por lo que podríamos decir que existen 6 tipos de chocolate.

  1. Chocolate negro
  2. Chocolate de cobertura
  3. Chocolate a la taza
  4. Chocolate con leche
  5. Chocolate blanco
  6. Chocolate relleno

1. Chocolate negro

También se le llama Fondant, amargo, bitter, amer o chocolate puro.

Es el chocolate más puro ya que se obtiene mezclando la pasta y la mantecla del cacao con azúcar, a los que se les añade aromatizante y emulsionante.

Las proporciones de chocolate varían según el fabricante y estas pueden ir desde el 50% hasta el 99%. A partir del 50% el amargor se hace perceptible.

Los buenos chocolateros dicen que un buen chocolate negro debe tener como mínimo un 70%.

2. Chocolate de cobertura

Es el chocolate que se utiliza en repostería.

Las proporciones de manteca de cacao que se utilizan pueden estar alrededor del 30%.

La cobertura proporciona el brillo al chocolate cuando se templa y permite su fácil fundido y moldeabilidad.

3. Chocolate a la taza

Es una mezcla de chocolate negro con una pequeña cantidad de fécula (harina de maíz, generalmente), con lo que aumenta su espesor al cocerse.

La proporción de chocolate en este caso suele ser inferior al 50%.

4. Chocolate con leche

Es el tipo de chocolate más popular. Y como su nombre indica se obtiene mezclándolo con leche.

La proporción de cacao es generalmente inferior al 40%.

5. Chocolate blanco

En realidad no es chocolate ya que no posee pasta de cacao.

En su elaboración se utiliza manteca de cacao (sobre un 20%), leche y azucar.

Por ser tan decorativo se utiliza mucho en repostería.

6. Chocolate relleno

Es básicamente una cubierta de chocolate que en su interior puede tener frutos secos, licores, frutas, etc.

La proporcion de chocolate con respecto al peso total debe superar el 25%


¿Te gusta este sitio?

Cacao y chocolate

Mucho se ha hablado que el chocolate perjudica a la salud, ya que se dice que engorda, contribuye a la formación de espinillas o crea adicción. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que el chocolate es un alimento que puede beneficiar el organismo en varios aspectos.

El chocolate negro es el resultado de la mezcla de la pasta y manteca del cacao con azúcar, sin el añadido de ningún otro producto, a excepción del aromatizante que normalmente es la vainilla y el emulsionante que puede ser la lecitina de soja. Generalmente estos añadidos no superan el 1% del total en el chocolate.

Los fabricantes son los que deciden las proporciones con que lo elaboran. En cualquier caso el chocolate negro no debe tener una cantidad inferior al 50% de cacao. En el momento que se superan esas cantidades es cuando el amargor del cacao comienza a ser perceptible. Los grandes entendidos en chocolate dicen que el buen chocolate negro debe tener entre un 60% y un 75% de cacao.

Científicos británicos han llegado a la conclusión de que el chocolate negro, rico en flavonoides, protege a la piel de los rayos ultravioleta, por lo que retarda el envejecimiento. Los científicos atribuyeron el efecto a que los flavonoides son capaces de actuar como antioxidantes, esenciales para proteger las células de los radicales libres dañinos. Y durante la fabricación del chocolate convencional, la concentración de flavonoides se reduce considerablemente.

Protege el corazón

Otro de los efectos beneficiosos del chocolate es la función que ejerce sobre el corazón. Sus efectos positivos ayudan a que este órgano vital y sus arterias funcionen mejor, a la vez que favorece la circulación sanguínea.

Así, comer chocolate dos veces por semana disminuye el riesgo de mortalidad en un paciente que haya sufrido un infarto, aunque es fundamental subrayar que los efectos beneficiosos sólo se registran con consumos adecuados.

Mejora la presión arterial

El chocolate, además de resultar beneficioso para el corazón, ayuda a reducir la tensión arterial. De hecho, su acción es muy rápida, ya que tras comenzar a consumirlo en dosis adecuadas, los efectos en la tensión se hacen evidentes en apenas dos semanas. El consumo de chocolate ayuda además a disminuir las muertes por ictus y también por enfermedades cardiovasculares.

El chocolate es un alimento necesario en la dieta mediterránea. Aporta muchos beneficios nutricionales, y contribuye a mejorar el estado de ánimo. La serotonina es la hormona que mejor contribuye en este sentido.

Nacimientos prematuros

Otras investigaciones atribuyen al chocolate negro la capacidad de prevenir los nacimientos prematuros, de reducir la respuesta al dolor y de proteger contra el cáncer de intestino. Además, se ha demostrado que reduce el riesgo de demencia y mejora el buen funcionamiento del cerebro.

No crea adicción

Igualmente, gracias a sus propiedades saludables, en los últimos años se han derrumbado muchos de los falsos mitos sobre el chocolate. No se ha demostrado que sus componentes posean efectos fisiológicos que provoquen un consumo que pueda ser calificado como adicción.

Es verdad que entre los componentes del chocolate encontramos la teobromina y la cafeína, que tienen efecto estimulante, pero en mucha menor proporción que en el té o el café. Del mismo modo, la mala fama puede deberse a la feniletilamina, que aumenta los niveles de este aminoácido natural del cerebro y que tiene propiedades antidepresivas.

El problema radica, según muchos expertos nutricionistas, en la sensación placentera que produce su consumo y que la persona supuestamente adicta busca. La mayoría de las veces, ese “ansia” de dulce se produce, insisten, cuando el consumidor se encuentra con síntomas depresivos o de bajo estado anímico. Es un hecho demostrado que el consumo de dulces estimula los mecanismos de liberación de endorfinas, y esto explicaría su consumo excesivo cuando existe abatimiento.

No obstante, los expertos descartan cualquier acción adictiva, ya que habría que consumir muchos kilos de chocolate al día para que los niveles de teobromina, cafeína o feniletilamina pudieran llegar a producir algún tipo de dependencia.

Diabetes

Investigaciones han demostrado que el consumo de cacao es beneficioso para la diabetes. Un estudio realizado por el departamento de nutrición en la Universidad de California en Davis y publicado en el American Journal of Clinical Nutrition reveló que el consumo de 100 gramos de chocolate negro tuvo un efecto beneficioso sobre el metabolismo de la glucosa. La investigación señaló que el consumo de chocolate negro mejora la resistencia a la insulina y sensibilidad y tuvo un efecto positivo en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

Chocolate negro

Consumo recomendable

Los expertos en Nutrición consideran que el consumo del cacao en sus diversas variedades es recomendable dentro de una dieta equilibrada y en cantidades moderadas (20 gramos diarios por persona) para individuos sanos de todas las edades.

De esta forma, el chocolate aporta grandes beneficios al organismo: relaja, es antidepresivo y, además de entusiasmar con su sabor, aporta gran cantidad de nutrientes. En contra de lo que se pensaba, no engorda, no provoca caries ni acné ni migrañas y, lo más importante, no es adictivo. Pero como todo, hay que consumirlo con moderación.

El chocolate comercial, que se compra en el supermercado, por lo general, está mezclado con leche, azúcar o frutos secos,  Incluso existen «sucedáneos de chocolate» que tienen una calidad muy inferior y muy pocas propiedades reales del chocolate.  Por ello, es importante leer bien las etiquetas al hacer la compra para saber con exactitud qué se está comiendo.


¿Te gusta este sitio?